Escucha el ritmo del Cedral

El cedral de Cozumel

LA FIESTA DE LA SANTA CRUZ DE SABÁN

Una tradición que no muere

Página conmemorativa

A causa de la contingencia sanitaria por coronavirus COVID-19, la tradicional Fiesta de la Santa Cruz de Sabán y la Feria de El Cedral, no se realizó este año, no obstante, está presente en cada uno de los corazones de los cozumeleños, motivo por el cual, se diseñó una página conmemorativa para que de manera virtual recordemos el origen de nuestra historia.

Cozumel… una tierra nueva

Relato del Capitán VII Bernal Díaz y del Capellán Juan Díaz de su libro: “Itinerario del viaje de la armada del rey católico a las islas de Yucatán y Cozumel Indias” en 1518.

“Navegando rumbo al noroeste debido a las corrientes, decaímos más abajo que cuando venimos con Francisco Hernández de Córdoba. Era lunes 3 de mayo de 1518, cuando la tripulación observó en el horizonte una tierra nueva, llegando cerca de ella vimos una casa blanca que era una torrecilla que parecía una casa de ocho palmos y de la altura de un hombre… por ser el día de la Santa Cruz llamábamos así a aquella tierra.

Nos dirigimos hacia el sur bordeando la costa poco antes de que cayera el sol, al día siguiente, martes 4 de mayo, se nos emparejó una canoa con tres indígenas, luego otra con otros tres, don Juan de Grijalva entabló una plática con ellos… le preguntamos cómo se llamaba esta tierra y los nativos contestaron que: Acuzamil”.

...
...

El Cedral… el origen

El historiador y profesor, Veudi Vivas Valdez, ha señalado que el origen de Cozumel y en específico de “El Cedral”, se tiene establecido en tres etapas: la época maya que se denominó Oykib; la cual concluyó con la conquista española, la segunda fase fue durante la colonia donde se nombró al lugar como “Santa María Oykib”; misma que tuvo un periodo corto, desde la caída del imperio maya hasta el siglo XVII, aproximadamente en 1650, cuando el Gobierno Yucateco ordenó la desocupación de la isla, por los altos gastos que se generaba con las tropas y sacerdotes que se enviaban. Aparentemente la isla quedó desierta, pero cada vez hay más opiniones de que hubo grupos que se mantuvieron escondidos en la selva.

El tercer periodo fue cuando vino el repoblamiento a partir de 1848, con el movimiento social de Guerra de Castas cuando un grupo de pobladores mestizos y mayas avecindados de Valladolid, Espita, Tizimín, además de otros pueblos cercanos, realizaran una migración en búsqueda de la paz y tranquilidad que encontraron en Cozumel e Isla Mujeres.

De acuerdo al texto de Adolfo Gracia Aguilar (Historia de Cozumel, El Cedral y El Caribe Mexicano) “El Cedral” fue fundado en 1848, por campesinos que se asentaron en los vestigios que quedaron de “Oykib” de la época Maya.

Historiadores y familiares de los primeros pobladores de “El Cedral”, señalan que el origen de la fiesta religiosa de la Santa Cruz de Sabán comenzó con la llamada Guerra de Castas (1847), la cual se realizó cuando se levantaron en armas los rebeldes mayas, comandados por Cecilio Chi, para dirigirse al poblado de Sabán con el fin de liquidar a las personas blancas y mestizas, quienes se refugiaron en una iglesia, donde fueron atacados con machetes.

...

Guerra de Castas- del artista Fernando Castro Pacheco, que en la actualidad está en exhibición permanente en el Palacio de Gobierno del Estado de Yucatán.

Después de un aguerrido encuentro, hubo una persona que se mantuvo con vida, Casimiro Cárdenas Sanguino, que al hacerse pasar por muerto estuvo escondido entre los cadáveres apilados enfrente de la iglesia del poblado de Sabán, mientras los rebeldes festejaban su triunfo él (Casimiro Cárdenas) logró escapar rumbo hacia Tihosuco.

En su camino se encontró en una vieja albarrada con una cruz de madera, que hoy se encuentra en la iglesia de “El Cedral”, la cual tomó entre sus manos y pidió con mucha fe que si lograba salvar la vida junto con su familia, en el lugar donde se estableciera haría novenas y rezos de agradecimiento durante toda su vida y heredaría esa manda a sus descendientes.

También se maneja otra versión, en la cual Don Casimiro Cárdenas se encontró entre los cadáveres y al darse cuenta que tenía una cruz entre sus manos le prometió con mucha fe, que si sobreviviría la honraría con rezos, acción que en la actualidad sigue vigente.

De acuerdo a los registros obtenidos del censo realizado en 1850, don Casimiro Cárdenas vivió en San Miguel de Cozumel y dio inicio a los novenarios que fueron efectuados en su casa. Pero cuando se dio el cambio de algunos grupos hacia la antigua “Oykib”, lugar que fue rebautizado como “El Cedral”, él fue una de las personas pioneras que junto con la cruz y su promesa echó raíces en el lugar.

Lo que inició como un acto de fe, gratitud y unión familiar, con los años se fue acrecentando con una mayor participación por parte de los lugareños; quienes adoptaron dicho juramento como propio por lo que con el paso del tiempo se fue transformando en una colorida y atractiva tradición.

...

La Santa Cruz de Sabán

...

Fiesta de la Santa Cruz de Sabán, bonita tradición

Casimiro Cárdenas Sanguino

Casimiro Cárdenas Sanguino nació en Tizimín, Yucatán, en el año de 1820, sus padres fueron Don Manuel Antonio Cárdenas y Doña Juana María Sanguino.

Casimiro Cárdenas murió en “El Cedral” el 19 de Junio de 1900, lugar donde cuatro días después, el día 23 de ese mismo mes y año, falleció su esposa Doña Victoriana Tapia Álvarez, originaria de Tihosuco, hija de Don Luciano Tapia y Doña Cayetana Álvarez.

El matrimonio de Don Casimiro y Doña Victoriana llegó a la isla con los primeros refugiados, se estima que arribaron a bordo del barco de origen beliceño llamado “True Blue” y se establecieron en San Miguel de Cozumel.

...

Cuatro descendientes de Don Casimiro Cárdenas, hijos de Don Cristino Cárdenas Serrano y Feliciana Montero de Cárdenas Doña Carmen, Don Miguel, Don Eligio (actual Bastonero) y Doña Delia Cárdenas Montero.

Hoy, los miembros de la cuarta generación son los más antiguos descendientes del matrimonio Cárdenas Tapia, el Bastonero Mayor de la fiesta, Don Eligio Cárdenas Montero, es el hijo del último miembro de la tercera generación, y ha dejado su legado a su hijo Martín Cárdenas Ávila. A su vez también fue bastonero, Don Cristino Cárdenas Serrano.

Sus descendientes llegan en la actualidad a la octava generación, no obstante, por parte de sus hijas, también se cuenta con herederos de esta tradición, a pesar de no conservar el apellido Cárdenas cumplen con la promesa de sus ancestros.

...

Doña Feliciana Montero dejó su legado a las nuevas generaciones

...

El futuro de El Cedral en nuestros niños

La iglesia

En el poblado, los habitantes lograron construir una pequeña iglesia de paja, a unos metros de unas ruinas o edificio prehispánico, para realizar las misas durante la Fiesta de la Santa Cruz de Sabán, la cual, en una noche durante una de las novenas que se desarrollaba como cada año, a principios de los 80´s, un cohete cayó en el techo de la pequeña capilla que se edificó, a pesar de los esfuerzos de los cedraleños ésta no se pudo salvar y la infraestructura quedó totalmente devastada.

Después de este suceso, la unión de la comunidad se hizo evidente con las muestras de solidaridad, para darse a la tarea de reconstruir la estructura, lo que dio pie a enriquecer la promesa con el apoyo del entonces Presidente Municipal, Fausto Leonel Villanueva Marrufo (1981-1984).

...

Iglesia construida por los pobladores de El Cedral

...

Familias Cárdenas y pobladores en la entrada de la actual iglesia

“Don Leonel Villanueva fue un hombre que le gustaba asistir a las ferias en diversos puntos de Quintana Roo y el vecino Estado de Yucatán para observar las actividades ganaderas, lo que le dio la idea de ampliar el acto religioso que se hacía en “El Cedral” con una feria artesanal, para ello, invitó a ganaderos y agricultores de José María Morelos, Carrillo Puerto y otros lados a fin de traer a la isla sus productos, en ese periodo de gobierno municipal se engrandeció la actividad”, señaló Don Lenin Mendoza Castro, quien fuera Bastonero durante 25 años

Con lo anterior, se nombró a la primera “Flor más Bella del Ejido”, a quien se le puso una corona de flores naturales y que formó parte del tradicional “Baile de la Cabeza de Cochino” que se realiza cada 3 de mayo

“La gente acudía como pudiera, en burros, caballos, como sea, se quedaban en las casas que les dieran posada, en algún lugar se acomodaban para dormir, fue una época muy linda, de sana convivencia y muy familiar”, recordó Don Lenin Mendoza Castro.

Durante el segundo periodo del Presidente Municipal, Germán García Padilla (1993 - 1996) se le dio formalidad a la fiesta religiosa, en ese tiempo se edificó la palapa, la cual se convirtió en el escenario perfecto para bailar la tradicional “Cabeza de Cochino”, “Angaripola”, “El Torito”, entre otros sones (danzas tradicionales yucatecas) además de ser el punto ideal para efectuar los rezos en los cuales más personas se sumaron a la familia Cárdenas, motivo por lo que en la actualidad se puede observar novenas por la mañana, tarde y noche.

Con la terraza ya edificada se tuvo a la Primera Madrina de “El Cedral”, recayendo el nombramiento en Doña Julianita Zapata Martín; se organizaron rezos del 23 de abril al 3 de mayo, en el último día se reunían a los ancianos, a quienes se les reservaba su respectivo asiento, junto con los integrantes de la familia Cárdenas para disfrutar de la música, coloridos bailes yucatecos y comida regional.

...

Entrada principal de la iglesia

...

Interior de la iglesia

Durante el segundo periodo del Presidente Municipal, Germán García Padilla (1993 - 1996) se le dio formalidad a la fiesta religiosa, en ese tiempo se edificó la palapa, la cual se convirtió en el escenario perfecto para bailar la tradicional “Cabeza de Cochino”, “Angaripola”, “El Torito”, entre otros sones (danzas tradicionales yucatecas) además de ser el punto ideal para efectuar los rezos en los cuales más personas se sumaron a la familia Cárdenas, motivo por lo que en la actualidad se puede observar novenas por la mañana, tarde y noche.

Con la terraza ya edificada se tuvo a la Primera Madrina de “El Cedral”, recayendo el nombramiento en Doña Julianita Zapata Martín; se organizaron rezos del 23 de abril al 3 de mayo, en el último día se reunían a los ancianos, a quienes se les reservaba su respectivo asiento, junto con los integrantes de la familia Cárdenas para disfrutar de la música, coloridos bailes yucatecos y comida regional.

“Yo me enamoré de esta linda tradición, siempre me han gustado las fiestas que se hacían en los pueblos de la región, lo que me motivó a involucrar a las autoridades con el propósito de darle más realce a la celebración religiosa, la parte comercial en su momento lo vio un cozumeleños de corazón, don Adolfo Gracia y con el apoyo del Ejido la tradición se engrandeció” , según declara Don Lenin Mendoza Castro.

Es de señalar que cada 3 de mayo se efectuaba el baile tradicional, para cerrar la festividad, misma que se tornó más formal, con una lista de participantes y con la solicitud de que los protagonistas lucieran el traje típico yucateco (ya que antes la Cabeza de Cochino se bailaba sin vestimenta típica) lo que motivó a que cada año las familias se preparen con anticipación para vivir una gran fiesta religiosa cozumeleña.

...

Palapa principal de El Cedral

La Fiesta de la Santa Cruz de Sabán, tesoro cultural

El interés se extendió, el apoyo de la autoridad Estatal y Municipal fue fundamental para que con semanas de anticipación se limpiara, podara, arreglara y se hicieran las reparaciones en las calles y alrededores, así como en la carretera que lleva al poblado, para facilitar el paso de cientos de personas que dejan el centro de Cozumel para acudir a la zona ejidal.

Las actividades religiosas dan inicio a finales de abril, con la denominada "Alborada", cuando los cedraleños realizan una procesión por el poblado con la cruz original, para luego colocarla en la iglesia donde todos los días, hasta el 3 de mayo “Día de la Santa Cruz” se desarrolla una novena por cada familia para concluir en dicha fecha con el baile tradicional yucateco, en el que las familias preparan sus charolas con una cabeza de cochino, la cual es adornada con panes y banderillas de papel picado que son colocados en las bandejas con las cuales se participará en el baile.

...
...
...
...
...
...
...
...

Este tesoro cultural debía permanecer en la comunidad, por ello se incluyó la participación de las niñas y niños como una forma de que los pequeños se fueran involucrando, lo que motivó a los lugareños sumarlos a la tradición con diversos nombramientos y así surgieron los “botones”, “capullos” y “bastoneritos” para que esa alegría se mantenga viva con el paso de los años.

La feria

La feria inició en los años 80’s, en su momento se implementó carreras de caballos, corrida de toros, peleas de gallos, actualmente se cuentan con competencias deportivas, actividades culturales, grastronómicas, presentaciones de artistas de talla nacional e internacional y regional, además de un área para juegos mecánicos, exposiciones por parte de la Fundación de Parques y Museos de Cozumel (FPMC), la Casa de la Cultura Ixchel, entre otros y así la gran Fiesta de El Cedral, que tuvo sus orígenes en la celebración de la Santa Cruz, ha trascendido fronteras.

...
...
...
...
...
...
...
...

Bellas son las mujeres de Cozumel,
Que durante la fiesta de la Santa Cruz de Sabán, en “El Cedral”,
deslumbran con su hermosura junto a su elegante terno y fustán,
Dejando huella al zapatear al son de la jarana, baile típico de Yucatán.

La fiesta es para chicos y grandes, los niños esperan con ansias las
sorpresas que trae la feria donde conviven con otros pequeños más,
Para formar lindos recuerdos que con el paso del tiempo en sus mentes
y corazones permanecerán.

La Fiesta y Feria de “El Cedral”, es el gran tesoro cultural que con el
entusiasmo, amor y entrega de la población, en Cozumel permanecerá.

...

Posters de ediciones anteriores

...
...
...
...
...
...
...
...

Agradecimientos

La familia Cárdenas agradece al Presidente Municipal de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis por mantener viva esta promesa, la cual ha sido adoptada por los cozumeleños y forma parte de nuestra identidad.

"Cozumel es sinónimo de historia, cultura y tradición, lo conformamos hombres y mujeres que honramos nuestro pasado, trabajamos el presente y sembramos para el futuro. La Fiesta de la Santa Cruz de Sabán y la Feria de “El Cedral”… tradición que nunca muere” Martín Cárdenas.

Colaboración de:

  • Historiador Veudi Vivas Valdés
  • Sr. Lenin Mendoza Castro (Bastonero por 25 años Y organizador general de la programación religiosa de la Fiesta de la Santa Cruz de Sabán)
  • Fundación de Parques y Museos de Cozumel
  • Familia Cárdenas